La Toma de Caracas



La Toma de Caracas no será una "toma" en el sentido estricto de "toma por asalto" de alguna institución, como lo fue, por ejemplo, la Toma de la Bastilla en 1789 en París. La de Caracas será, por lo contrario, una toma pacífica y organizada de la calle, de la ciudad y del país; una manifestación pública y tajante de la irreductible voluntad de los venezolanos de restituir la democracia mediante el cumplimiento cabal de la Constitución. 

Frente a un gobierno degenerado en dictadura, con un presidente espurio, con instituciones que perdieron su legitimidad debido a los propios delitos y violaciones de sus funcionarios a la Constitución y a las leyes, el referéndum revocatorio es un derecho del pueblo para revocar el mandato de quien no ha debido jamás ocupar la presidencia de la república. No es una prerrogativa del gobierno, ni un comodín del órgano electoral y mucho menos una forma de golpe de Estado. 

La Toma de Caracas será la expresión más contundente de la "toma de conciencia" de la mayoría de los venezolanos respecto de nuestra libertad, nuestros derechos y nuestra responsabilidad; la ratificación absoluta de nuestra decisión política en las pasadas elecciones parlamentarias; la confirmación indiscutible de nuestras convicciones cívicas y democráticas. 

La Toma de Caracas representa la determinación del pueblo venezolano de rescatar al país de los escombros a los que lo redujo el peor gobierno de nuestra historia, desde que cayó en manos de los seres más perversos que hayamos conocido, ejecutores de las más viles y criminales acciones. Mañana tomaremos Caracas con la bandera nacional y la Constitución, para exigir Referéndum Revocatorio y Libertad.
Comparte

Liliana Fasciani M.

Profesora de Filosofía del Derecho y de Teoría Política en la Universidad Católica Andrés Bello.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Comenta, critica, corrige...