La Toma, la Agenda y sus efectos


Más de UN MILLÓN de manifestantes en la calle no se ve todos los días en ningún lugar del mundo. La convocatoria de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) fue atendida por todos los que nos oponemos a la dictadura del régimen chavista, inclusive por aquellos que no pudieron acudir, pero que expresaron su apoyo y animaron a la participación. La Toma de Caracas dejó en evidencia que la oposición es mayoría, o dicho al revés, que el oficialismo se ha reducido a sí mismo, con sus dichos y sus hechos, a la minoría.

¿Es suficiente con esto? Desde luego que no. Sólo es un dato en cifras, que ayuda, sí, a incrementar la confianza en la posibilidad de realizar el referendo revocatorio, pero que no constituye por sí solo un logro.

La jornada de este 1 de septiembre transcurrió en el perímetro de la ruta permitida por el régimen, entre las tarimas ubicadas en los distintos puntos de concentración, donde contados dirigentes políticos pronunciaron algunas palabras, declararon a los medios y se confundieron con la multitud. No hubo discursos, ningún líder político aprovechó la ocasión para comunicar un mensaje explícito, nítido y substancioso. La actividad concluyó con la lectura de un Manifiesto denominado "Compromiso democrático del pueblo soberano" que contenía, a su vez, una "Agenda Inmediata de Lucha", a saber:

«1) Hoy 1-S a las 8pm habrá un GRAN CACEROLAZO NACIONAL que celebrará el éxito de la Toma de Caracas y marcará el inicio de esta nueva y definitiva etapa de lucha.
2) El próximo miércoles 7 de septiembre iremos a las oficinas del Consejo Nacional Electoral en todo el país a ratificar nuestras exigencias sobre las condiciones y la fecha para la consulta nacional del 20%.
3) El siguiente miércoles 14 de septiembre se realizará una Jornada Nacional de Movilización de 12 horas de duración en todas las capitales de estado, en respuesta a lo que el CNE ha dicho anunciará el día 13 de septiembre y para llevar el llamado del pueblo venezolano a los gobiernos que ese día estarán reunidos en Venezuela en la Cumbre de los Países No Alineados.
4) Al día siguiente del 20% convocaremos la Toma de Venezuela, de 24 horas de duración, exigiendo la realización inmediata del Referendo Revocatorio.»

1) El cacerolazo se efectuó a la hora fijada, y el más estruendoso de todos sonó en el barrio Villa Rosa de la Isla de Margarita, donde Nicolás Maduro corrió para huir del ruido de las cacerolas y, repentinamente, se devolvió para agredir a algunos de los caceroleadores. En vista del ensañamiento de la represión contra los pobladores de Villa Rosa, la MUD emitió un Comunicado.

2) La actividad pautada para el próximo 7 de septiembre tuvo un cambio: la marcha hacia las sedes del Consejo Nacional Electoral se hará en el interior del país, pero ya no en Caracas. En la capital, la marcha ha sido reemplazada por una paralización general de diez minutos.

¿Cuáles han sido hasta ahora los efectos de la Toma de Caracas en el comportamiento del régimen?
  • La inmediata negación de la realidad, por ejemplo, ver 30.000 personas donde había más de 1.000.000. 
  • Las detenciones de más de treinta pobladores de Villa Rosa por cacerolear (posteriormente liberados); de Braulio Jatar Alonso, director de Reporte Confidencial, por difundir los videos del cacerolazo en Villa Rosa, y quien fue imputado por "legitimación de capitales"; del periodista Alejandro Puglia, por violar la resolución que prohibía el uso de drones durante la manifestación. 
  • La amenaza de eliminar la inmunidad parlamentaria del presidente de la Asamblea Nacional y algunos –¿quizás todos?– diputados de la oposición.
  • La amenaza subyacente de disolver la Asamblea Nacional.
  • El 2 de septiembre, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia dictó una sentencia –espuria, como todas las decisiones que emanan del Poder Judicial ilegítimamente constituido– mediante la cual «Se DECLARA que resultan manifiestamente inconstitucionales y, por ende, absolutamente nulos y carentes de toda vigencia y eficacia jurídica, los actos emanados de la Asamblea Nacional, incluyendo las leyes que sean sancionadas, mientras se mantenga el desacato a la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia» (Ver Sentencia 808).
  • El CNE ordenó hoy, un día antes de la acción de protesta fijada para el 7 de septiembre, que todas las sedes regionales del órgano electoral deberán permanecer cerradas «por medidas de seguridad
  • El CNE no ha variado un ápice su postura respecto de la exigencia que motivó la Toma de Caracas, por lo contrario, persiste en que la recolección del veinte por ciento (20%) de las manifestaciones de voluntad para la realización del referendo revocatorio se hará «entre el 24 y el 30 de octubre» y que «la Junta Nacional Electoral dará a conocer el cronograma para la realización de este mecanismo constitucional entre el 14 y 16 de septiembre», según declaraciones de la rectora Socorro Hernández.
Predecir lo que se aproxima en el transcurso de los próximos días es imposible. Ni siquiera podemos estar seguros de si las condiciones –que el régimen altera a su antojo– en el país serán propicias para cumplir dicha Agenda. El régimen es como un animal herido, que reacciona con más violencia en la medida en que aumenta la insoportabilidad de su desmoronamiento. La MUD debe pensar muy bien qué hacer con la fuerza numérica que hoy somos y cómo transformarla en presión efectiva. No bastan las cacerolas, por más que el país entero se comporte como los valientes pobladores de Villa Rosa, que dicho sea de paso, fue una situación excepcional.

La protesta pacífica tiene diferentes formas de ejercicio, unas más eficientes que otras, todas expuestas a la infiltración de la violencia y a las reacciones de intolerancia por parte del oficialismo, así como a la insatisfacción de algunos manifestantes. La finalidad de la protesta es lograr que el CNE entienda que el referendo revocatorio es un derecho constitucional de los ciudadanos, no del Estado, ni de los detentadores del poder, y en consecuencia, que fije los lapsos de acuerdo con las leyes, en vez de entorpecer, complicar y postergar el proceso.

Al cabo de diecisiete años ya conocemos bien el talante y las artimañas del régimen, de modo que mi propuesta a la MUD es prever lo que sus personeros serán capaces de hacer para impedir el referendo revocatorio, en primera instancia, y en todo caso, para mantenerse en el poder, inclusive y sobre todo mediante el uso de la fuerza bruta. 

 
Comparte

Liliana Fasciani M.

Profesora de Filosofía del Derecho y de Teoría Política en la Universidad Católica Andrés Bello.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Comenta, critica, corrige...