Elecciones en dictadura


Una de las exigencias de la Agenda de Manifestaciones es la de "Elecciones Generales", es decir, elecciones municipales, regionales y presidencial. Las dos primeras tendrían que celebrarse entre el primer y segundo semestre de este año, pero fueron suspendidas indefinidamente; la última, está prevista para el año 2019. Al margen de lo que sea que se decida al respecto, en mi opinión, el problema principal sigue siendo la actual composición del Consejo Nacional Electoral. 

Tibisay Lucena preside el órgano electoral desde el año 2006; Sandra Oblitas es rectora desde el año 2006, así que ambas tienen 11 años en funciones; Socorro Hernández y Tania D'Amelio lo son desde el año 2009, de modo que tienen 8 años en funciones. Estas mujeres se mantienen en sus cargos, a pesar de que sus respectivos periodos se encuentran vencidos desde hace tiempo, pero a la Asamblea Nacional se le ha impedido llevar a cabo los nuevos nombramientos. El 13 de diciembre de 2016, la Sala Constitucional designó a Socorro Hernández y Tania D'Amelio rectora principal y segunda rectora principal, respectivamente, para el periodo 2016-2022, arrebatando atribuciones a la Asamblea Nacional con el pretexto del "desacato". 

En estas condiciones de irregularidad en el CNE y de abuso de facultades por parte de la Sala Constitucional, a lo que hay que agregar el estado de ingobernabilidad en que se halla el país, el alineamiento de los poderes públicos y de la Fuerza Armada a la voluntad del Ejecutivo, y el desconocimiento de la Asamblea Nacional por parte del gobierno, cualquier convocatoria a elecciones, ya sean regionales, municipales o presidencial, debe necesariamente ser precedida de la remoción de las actuales rectoras del CNE y la designación de otros, que es atribución exclusiva de la Asamblea Nacional. Pero el paso previo para ello es el reconocimiento pleno del Legislativo como único representante legítimo de la voluntad popular, y el respeto a sus atribuciones constitucionales.

En este atolladero, me inclino a dar la razón a Gene Sharp, quien afirma que «Bajo una dictadura las elecciones no se pueden usar como instrumento para un cambio político significativo. (...) Los dictadores no están interesados en unas elecciones que puedan apartarlos de su trono». [De la dictadura a la democracia, p.6]. 

En vista de la posibilidad de manipulación y fraude electoral, insisto en que para ir a elecciones, así sea de junta de condominio, es imprescindible dar esos dos primeros pasos: 1) Reconocimiento pleno, expreso e indiscutible de la Asamblea Nacional y sus atribuciones; y 2) Designación de nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral. Sin tales cambios, no hay garantías de transparencia, imparcialidad y seguridad electoral. 

Artículo 296 CRBV: El Consejo Nacional Electoral estará integrado por cinco personas no vinculadas a organizaciones con fines políticos; tres de ellos o ellas serán postulados o postuladas por la sociedad civil, uno o una por las facultades de ciencias jurídicas y políticas de las universidades nacionales y uno o una por el Poder Ciudadano. Los o las tres integrantes postulados o postuladas por la sociedad civil tendrán seis suplentes en secuencia ordinal y cada designado o designada por las universidades y el Poder Ciudadano tendrá dos suplentes, respectivamente. La Junta Nacional Electoral, la Comisión de Registro Civil y Electoral y la Comisión de Participación Política y Financiamiento, serán presididas cada una por un o una integrante postulado o postulada por la sociedad civil. Los o las integrantes del Consejo Nacional Electoral durarán siete años en sus funciones y serán elegidos o elegidas por separado: los tres postulados o postuladas por la sociedad civil al inicio de cada período de la Asamblea Nacional, y los otros dos a la mitad del mismo. Los o las integrantes del Consejo Nacional Electoral serán designados o designadas por la Asamblea Nacional con el voto de las dos terceras partes de sus integrantes. Los o las integrantes del Consejo Nacional Electoral escogerán de su seno a su Presidente o Presidenta, de conformidad con la ley. Los o las integrantes del Consejo Nacional Electoral serán removidos o removidas por la Asamblea Nacional, previo pronunciamiento del Tribunal Supremo de Justicia. (Resaltado nuestro).
Comparte

Liliana Fasciani M.

Profesora de Filosofía del Derecho y de Teoría Política en la Universidad Católica Andrés Bello.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Comenta, critica, corrige...